prestamo preaprobado de creditos hipotecarios

¿Quién es sujeto de crédito?

Summary:

En Properati te damos algunos consejos para que puedas ser aprobado con mayor facilidad por las instituciones financieras.

Con la posibilidad de obtener un préstamo hipotecario, a través de bancos o cooperativas, las ilusiones se multiplican para quienes ansían tener una vivienda propia. Ilusionarse, vale decirlo, está bien. Pero también es necesario tomar en cuenta algunas cosas. 

No todos los que quieren obtener un préstamo hipotecario son potenciales sujetos de crédito, y, por lo tanto, no a toda la gente que aplica a un crédito se le concederá uno. No te inquietes. En Properati te damos algunos consejos para que puedas ser aprobado con mayor facilidad por las instituciones financieras. 

Aplica cuando tengas un trabajo estable

Por lo general, las instituciones financieras piden que quien aplique tenga 36 aportaciones económicas en total. De ellas, 12 deben ser consecutivas. Así que, si tu situación financiera y laboral es estable, tal vez sea un buen momento para pensar en tener tu casa propia

Verifica que puedas cancelar la cuota inicial

Nunca está de más tener unos ahorros para utilizar en momentos de emergencia. A fin de cuentas, disponer de estas reservas podría ser muy útil al momento de pensar en comprar una vivienda. ¿Y cuál es el monto que debes cancelar con mayor premura cuando compras un inmueble? Por supuesto que el de entrada. 

Por lo general, no se recomienda que los sujetos de crédito se endeuden con el valor que deben cancelar para la entrada de su inmueble. Es por eso por lo que las instituciones financieras tendrán preferencia para quienes puedan pagar la entrada de un inmueble con mayor facilidad.

Eso sí, los montos que financian las instituciones financieras varían. Así que, si no eres capaz de cancelar un valor de entrada elevado con rapidez, tal vez la mejor salida para ti sea buscar una opción conveniente en la que el porcentaje de financiamiento de la vivienda sea mayor. Una buena alternativa sería recurrir a los préstamos que concede el Biess, o inclinarte por viviendas de interés social y público. 

Construye un historial crediticio sólido 

Una de las cosas más importantes cuando aplicas para un crédito es el historial crediticio. La forma en que hayas manejado los consumos con tu tarjeta de crédito incidirá muchísimo en la posibilidad de que te sea concedido un préstamo. 

En ese sentido, asegúrate de estar siempre al día con tus pagos y no tener deudas apreciables. Aunque no por ello te prives de consumir con tu tarjeta de crédito. Después de todo, dejar de usarla no es la mejor opción, pues un historial crediticio amplio, pero bien sostenido funciona mejor que uno corto si lo que quieres es que las instituciones financieras se den una idea de tu capacidad de efectuar los pagos mensuales de la vivienda a tiempo. 

Usar la tarjeta de crédito está bien, y es incluso mejor que usar efectivo a la hora de convertirse en un buen aspirante a ser sujeto de crédito. Lo único que necesitas es asegurarte de que puedas hacerlo con solvencia y responsabilidad. 

No debes ser garante de otros préstamos

Si quieres que sea aprobada tu solicitud de crédito, asegúrate de no tener obligaciones pendientes. Eso incluye todas las deudas imaginables, ya sean consumos con la tarjeta de crédito u otro tipo de deudas. 

Tampoco deberías estar pagando otro tipo de préstamo o, incluso, fungiendo como garante de alguien más para un crédito. Es importante que las instituciones financieras vean que tu capacidad de pago está lo menos comprometida posible por cualquier eventualidad. 

Si cumples con estos requisitos, es momento de empezar a ilusionarse y de empezar a buscar tu nuevo hogar.

Si te interesa saber más sobre los créditos hipotecarios visita nuestra Guía de Créditos.

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!