¿Qué aprendizajes dejará el Covid-19 en el mercado inmobiliario?

Resumen de la publicación

Consultamos a varios expertos en la materia para empezar a imaginar cuál será el escenario en el mercado inmobiliario una vez que los efectos del Covid-19 pasen.

En una crisis, la industria inmobiliaria no tarda mucho en detenerse, pero es también una de las industrias que más rápido se levanta. ¿Cómo afirmar este argumento? Desde Properati, el portal de inmuebles de Latinoamérica, consultamos a varios expertos en la materia de distintos países para empezar a imaginar cuál será el escenario una vez que los efectos del Covid-19 pasen. Lo que sabemos ahora del mercado de bienes raíces en América Latina son obstáculos certeros y múltiples oportunidades, unas más claras que otras. 

Desde Guayaquil, Iván Torres, vicepresidente comercial de Ciudad Celeste (constructora), describe dos elementos que tendrán las empresas que resurjan en la época post-coronavirus. “El primero,  un fuerte apalancamiento financiero que permita proteger los flujos de caja y a los mejores talentos en esta crisis. El segundo elemento es la innovación transversal y digital en todo el negocio, pensando en el consumidor y sus nuevos comportamientos como eje central de la propuesta de valor”.

El Gobierno de Ecuador decretó medidas de distanciamiento social y un toque de queda progresivo desde el 14 de marzo. Las medidas tuvieron un impacto principalmente operativo, como en casi todo el continente, porque las oficinas públicas se mantienen cerradas y los trámites están paralizados. 

Sue Murillo, presidenta de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces en Ecuador, enfatiza en el comportamiento de las personas. “Van a ser más cautos, buscarán menor precio y más facilidades”, asegura y expresa que un punto a trabajar será en “crear confianza” en los interesados.

Alan Roif, gerente regional de RE/MAX Perú (inmobiliaria) espera que la vivienda se convierta en una prioridad aún más grande para las personas. “La gente se va a replantear sus decisiones. Quizá un inmueble suene como una inversión más segura, que un auto, por ejemplo”.  Sin duda hay que analizar cómo será el cambio cultural y de comportamiento de las personas. ¿Los intereses por un patio, un balcón o un área más amplia crecerán? La respuesta la tendremos en los próximo meses.

Las oportunidades 

¿Hay oportunidades en la crisis? Si regresamos a ver a los momentos más complejos de la humanidad, las lecciones de una crisis son muy valiosas y provechosas para algunos. El sector inmobiliario no es ajeno a esto y hay varias luces que empiezan a brillar más fuerte. “Ahora más que nunca la estrategia comercial se basa en los medios digitales”, recalca Renzo Cafferata, gerente comercial de Capac (constructora en Perú), y añade que es momento de aprovechar este tiempo para cumplir con el proceso de captación. “Esto demanda que seas creativo, tener los canales muy activos y empezar a pensar, por ejemplo, en ferias digitales”. 

“Las personas se vuelven más eficientes en la gestión de su tiempo”, señala Murillo. Los webinars y talleres virtuales comienzan a copar las agendas de los ejecutivos inmobiliarios. También desde Ecuador, Torres,  puntualiza en que “varios sectores de la economía van a tener un repunte interesante, tal como la educación en línea, ferias digitales, toda la industria tecnológica, de la salud y nutrición crecerán muy fuertemente en los próximos meses”.

Muchas costumbres se modificaron, la irrupción del teletrabajo es un ejemplo. “Puede transformarse en una buena práctica y la gente empezará a buscar viviendas considerando ese espacio que van a necesitar para desarrollarse profesionalmente”, argumenta Gabriel Brodsky, director de Predial (inmobiliaria en Argentina).

El mundo digital

A diferencia de otros portales de inmuebles, Properati nació en un ambiente netamente digital. Marcar el paso en un mercado tan dinámico en base a nuevas propuestas puede generar nuevas oportunidades en diferentes escalas. “En Properati venimos tomando decisiones antes de impacto del coronavirus en cuanto a productos y tecnología para que nuestros clientes sean más eficientes”, explica Gabriel Gruber, CEO de Properati, sobre la respuesta de la plataforma ante lo efectos de las medidas de emergencia. Si bien somos tan solo una parte de todo el mundo de bienes raíces, consideramos que la apuesta por herramientas tecnológicas traerá sus frutos.

“Varios sectores de la economía van a tener un repunte interesante, tal como la educación en línea, ferias digitales, toda la industria tecnológica”.

Iván Torres, Ciudad Celeste.

La Cámara de Construcción de Colombia (Camacol) resalta el uso de los medios digitales durante esta época y la que está por venir.  “Tenemos que seguir avanzando y promoviendo su adopción”. Aseguran que el papel que tienen en la promoción de proyectos y en las operaciones entre vendedores y compradores es vital para satisfacer las necesidades de vivienda.

La realidad en el resto de Latinoamérica es similar. “Actualmente tenemos un ecosistema (inmobiliario) híbrido”, afirma Torres, desde Guayaquil. “Existen búsquedas, prospecciones y reservas digitales. Sin embargo, al finalizar el journey, el consumidor aún busca la opción de ver la propiedad de manera física, además de firmar físicamente los documentos legales”, explica. 

Murillo reconoce que la implementación de la era digital “se adelantó al máximo”. Esta es otra oportunidad que deja el Covid-19. El paso a un ambiente 100% digital, en donde el proceso de créditos y trámites legales entre instituciones sea de manera rápida. “Si vuelve a pasar, si nos volvemos a encontrar en la misma situación de aislamiento, podemos tener ya la solución”, expresa Cafferata. 

Los Gobiernos e instituciones financieras

A lo largo del continente, cada Gobierno a tomado algunas medidas similares. Tras aplicar las normas de emergencia para precautelar la vida de los ciudadanos, no tardaron en llegar dictámenes sobre arriendos y pagos de créditos hipotecarios. En Argentina y Colombia se decretó el aplazamiento o diferimiento de alquileres

En Ecuador, desde el Ejecutivo anunciaron que “nadie podrá ser desalojado por no pagar arriendo, mientras dura la emergencia, y hasta 60 días después”. No se dieron detalles sobre las regulaciones, pero el presidente expresó que “arrendadores y arrendatarios se deben poner de acuerdo en el monto y en el plazo de los pagos”.

Otros de los actores principales en el sector, son las instituciones financieras. Cada una de ellas han tomado distintas decisiones sobre pagos de créditos, trámites pendientes y tasas de interés. Desde Guayaquil, Torres mantiene una opinión positiva por la solvencia del sistema financiero. “La banca en Ecuador es sólida y confío en que darán cierto oxígeno a sus clientes y a los promotores inmobiliarios a fin de minimizar el impacto en el empleo y la actividad económica”, opina.

Falta algún tiempo para determinar a qué velocidad y en qué estado estará la economía del sector. Lo cierto es que hay oportunidades para impulsar una transformación en los bienes raíces. En Properati confiamos que encontraremos soluciones juntos, que fortalezcan a la industria y que permitan que más personas cumplan su sueño de encontrar su nuevo hogar.

Departamentos en Venta en Quito

Join the discussion

Instagram has returned empty data. Please authorize your Instagram account in the plugin settings .

 ¿Quieres enterarte cuando publiquemos algo nuevo?

¡Déjanos tu correo electrónico y te avisaremos!