¿De qué arreglos debes encargarte cuando termina tu contrato de arriendo?

Summary:

¿Cuáles son las responsabilidades del arrendatario? Acá una lista de como manejar este asunto y como evitar malentendidos.

Si tu contrato de arriendo se terminó y has decidido no renovarlo, seguro tienes muchas cosas que hacer antes de mudarte. Desde empacar tus pertenencias, hasta buscar un nuevo lugar donde vivir y contratar un camión de mudanza. Pero antes de entregar las llaves del departamento al arrendador, debes tener en cuenta que hay reparaciones al inmueble que son tu responsabilidad. Y a pesar de que la garantía que entregaste al firmar el contrato podría servir para esos arreglos, es mejor que sepas cuáles debes pagar tú. Así puedes tener un mejor control de los gastos que se podrían generar y decidir si los haces tú o dejas que el arrendador se encargue con la garantía. 

Por eso en Properati te damos algunos consejos para este proceso y te contamos cuáles arreglos te corresponden a ti y cuáles al arrendador del departamento o casa en alquiler.

Mantén una comunicación constante con tu arrendador

Si bien al momento de la firma del contrato y la entrega del departamento se hace una inspección a profundidad del estado del inmueble, es probable que en medio de la emoción a veces se nos pasen detalles. Por eso te recomendamos que siempre tengas una comunicación constante con tu arrendador y le comuniques cualquier falla que veas cuando comiences a vivir ahí.

Para esto siempre es útil tomar fotos o grabar videos para que quede constancia del daño, la fecha y la hora. Así mismo, te recomendamos tener todo por escrito con fecha y detalle del reporte. 

Reparaciones a cargo del inquilino 

Es importante que sepas que tienes que hacer algunos arreglos antes de entregarlo a su dueño. Estos arreglos son tu responsabilidad porque se generan por el uso diario que le has dado al departamento o casa en alquiler. 

Estas reparaciones son, por ejemplo, una ventana rota, suciedad en las paredes si es que éstas fueron entregadas recién pintadas, daños o rupturas en los accesorios del baño que no estaban ahí cuando se recibió el departamento. Además, a esto se le debe añadir cualquier daño por culpa o negligencia del arrendatario a las instalaciones de agua potable y luz eléctrica. 

Esto también consta en la Ley de Inquilinato del Ecuador, donde se especifica que si el arrendatario no realiza estos arreglos en el plazo fijado por un juez,  el dueño podrá hacer estas reparaciones y exigir que el arrendatario le pague lo invertido con un aumento del diez por ciento. 

Responsabilidades y reparaciones a cargo del arrendador 

Según la Ley de Inquilinato del Ecuador, el arrendador debe realizar todas las reparaciones y obras necesarias para que el inmueble esté en condiciones para ser habitado. Esto va desde disponer servicios higiénicos completos y permanentes, tener aireación y luz suficiente en las habitaciones, contar con los servicios de agua potable y luz eléctrica, no estar en ruina ni ofrecer peligro, y estar desinfectados. Es importante que te fijes si es que se cumple con todos estos requisitos y, si es que no, dejarlo por escrito para que al momento de entregar el departamento de vuelta, no tengas problemas.  

Por esto, el arrendador debe reparar por su cuenta cualquier daño estructural, en las tuberías de agua y circuitos eléctricos si es que este no fue realizado por negligencia del arrendatario. Además, si el departamento viene con línea blanca, deberá hacerse responsable de reparar y darle mantenimiento a estos electrodomésticos siempre y cuando el daño no sea responsabilidad del arrendatario. 

Qué pasa con las adecuaciones realizadas

Es probable que mientras residiste en el departamento hayas realizado adecuaciones para tu comodidad. Esto puede ser desde colocar unas estanterías en la cocina o en tu dormitorio hasta una puerta deslizante en tu ducha. Y aunque esto puede facilitarte tu día a día, es importante que sepas que si estas adecuaciones no pueden ser retiradas, quedarán a beneficio del arrendador sin que tenga que reconocer pago o compensación. 

Además, te recomendamos siempre consultar con el arrendador si es que puedes hacer una adecuación y pedirle una autorización escrita. Así te evitarás cualquier inconveniente a futuro.  

Casas en arriendo en Guayaquil

Join the discussion