Qué debes hacer para comprar un inmueble en Ecuador

Summary:

Te aclaramos todas las dudas que te pueden surgir cuando estás buscando comprar un inmueble en cualquier ciudad del Ecuador. Conoce los pasos a seguir.

Si tu búsqueda de una casa o departamento en venta ha terminado y encontraste la opción perfecta para ti, seguramente te estarás preguntando cuáles son los siguientes pasos a seguir. Antes de entrar en los detalles legales, te recomendamos que leas esta nota que publicamos en Properati sobre cómo evitar estafas y comprobar que los papeles legales estén en orden.

Si ya hiciste esto, te contamos cuáles son los pasos que debes seguir para adquirir ese inmueble soñado. 

Reservar el inmueble

Lo primero que deberás hacer es un pago para reservar el inmueble. El valor de este pago no está establecido por la ley, por lo que puede ser acordado con el vendedor y puede variar entre un 2% y un 10% del valor total del inmueble. Cuando entregues este pago, sea en efectivo, cheque o transferencia, deberás exigir que te entreguen un recibo en el que se especifique: fecha de pago, valor entregado, el precio total, el saldo pendiente a pagar, detalle del inmueble —como el número de departamento y el nombre del edificio—, nombre y la firma de la persona que recibe el dinero. 

Además, el dinero con el que se hizo la reserva deberá imputarse al precio total del inmueble. 

Asegurar tu fuente de financiamiento

Si es que todavía no tienes el dinero por el valor total para comprar tu inmueble, te recomendamos leer estas notas de Properati donde te contamos sobre diferentes tipos de financiamiento. Tus opciones van desde préstamos con entidades bancarias privadas, hasta el 100% de financiamiento con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess). 

Firmar el contrato de promesa de compra-venta

La ley no especifica cuánto tiempo después de haber hecho la reserva se debe firmar el contrato de compra-venta, pero es aconsejable que se haga lo más pronto posible. A esta firma deben asistir el promitente comprador y el promitente vendedor con copias de sus cédulas de identidad y papeletas de votación. Aunque este documento debe ser redactado por el vendedor, es importante que sepas qué debe incluir. Entre estas cosas están: 

— Nombres completos de las dos partes. 

— Antecedentes del dominio del bien. 

— Características del inmueble tales como linderos, medidas, alícuota —si es que aplicara—, ubicación.

— El precio total pactado y las condiciones de pago —tales como las fechas y el monto de pago. 

— Cronograma de la obra. 

— El plazo para la entrega del bien y el registro de la escritura.

— Documentos de identificación tanto del comprador como el vendedor.  

— Penalidades en caso de falta de pago o por desistimiento de la compra.

— Multas por la falta de entrega del inmueble terminado. 

Asegúrate que en las especificaciones de las marcas y modelos del mobiliario que se vaya a colocar en tu inmueble no se utilicen las palabras “similares” o “similar” ya que esto podría permitir que se utilicen materiales de menor calidad y no acordados. 

Además, el vendedor deberá adjuntar a este documento el título de la propiedad del terreno donde se encuentra construido el inmueble, un certificado de gravámenes entregado por el Registro de la Propiedad, y el documento municipal que compruebe que se puede construir en el terreno. 

Este contrato de promesa de compra venta debe ser elevado a escritura pública para que tenga un valor legal y así se pueda tener un respaldo para evitar cualquier problema a futuro. 

Firma del contrato de compra-venta

Este es el último paso que debes seguir para que el inmueble sea tuyo. Para esto, deben asistir las mismas personas que firmaron la promesa de compra-venta con sus documentos de identidad. Por tu lado, se espera que para este último paso ya hayas pagado el valor total del inmueble. Mientras que el vendedor deberá presentar algunos documentos de los cuales debes estar pendiente: 

— El comprobante de pago de los impuestos prediales así como de otros impuestos o tasas.

— Una copia de la declaratoria de propiedad horizontal si es que aplica a tu inmueble.

— El certificado del avalúo municipal. 

— Un certificado actualizado del Registro de la Propiedad 

Si todo esto está en orden, podrás firmar el contrato de compra-venta. Esto será transformado en una escritura pública que hace oficial la transferencia de dominio y deberá ser firmada frente a un notario. Finalmente esto será inscrito en el Registro de la Propiedad.

Quito

Departamentos en venta en La Carolina

Join the discussion